Depilación

¿Qué tengo que hacer antes, durante y después del tratamiento de depilacion laser?

Antes de la depilación con láser.

Al igual que cualquier otro procedimiento, no se debe realizar la depilación con láser sin un buen examen de los riesgos, beneficios, costes y porcentajes de éxito. Debes valorar con la clínica los factores que determinen si eres un buen candidato para la depilación láser.

En la visita previa se incluye una revisión de tu historial médico. Se franco con tu historia médica y cualquier otra característica o condición que tengas o hayas tenido, así como con cualquier medicación que estés tomando. Hay consideraciones importantes a tener en cuenta antes de realizar cualquier procedimiento médico.

Antes del tratamiento, normalmente te harán unas fotos del área a tratar. Seguramente te las tomarán desde diferentes ángulos para utilizarlas como referencia de antes y después de la depilación con láser.

Te explicarán los riesgos, beneficios y expectativas. Te explicarán qué es lo que puede o no puede ofrecerte la depilación con láser y qué resultados puedes esperar. No tengas miedo de preguntar.

A tener en cuenta: no puedes realizar la depilación con láser si tienes bronceada la piel tanto por exposición solar como por productos autobronceadores o rayos UVA; debes esperar hasta que desaparezca completamente. Asegúrate de decirle al técnico si te has bronceado recientemente. Ello es debido a que el bronceado incrementa el riesgo de quemadura y decoloración de la piel tras el tratamiento. Lo más seguro es evitar la exposición solar de 4 a 6 semanas antes del tratamiento.

De dos a tres días antes de la depilación láser, debes rasurar el área a tratar y dejar que empiece a crecer el pelo. No te hagas la cera o depiles con pinzas, o realices la depilación con electrolisis 3 semanas antes del tratamiento.

Durante y después del tratamiento.

Es tranquilizador el saber qué va a pasar durante y después de las sesiones de tratamiento de depilación con láser.
Durante la depilación con láser, llevarás unas gafas para que tus ojos no se expongan a la luz del láser.

Al empezar, notarás la sensación como de una suave picadura, lo que indica que el láser ha sido activado. El tratamiento implica series de impulsos que provocan picazón y sensación de escaldamiento. El especialista en láser puede aplicarte un anestésico tópico sobre el área a tratar para minimizar la molestia, pero la mayoría de la gente aguanta el procedimiento sin ella.

Algunas personas refieren la sensación como la de una tira de goma golpeando sobre tu piel. También puedes notar el olor a pelo quemado, lo cual es normal y no debes preocuparte por eso.

El procedimiento puede durar desde pocos minutos a pocas horas, dependiendo del área que te estés tratando. Cuanta más pequeña sea el área a tratar, menor es el tiempo que se tarda, por tanto en áreas más amplias, como la espalda, requerirán varias horas.
Tras la depilación con laser puedes notar una pequeña inflamación y enrojecimiento de la zona tratada. Algunas personas notan como si fueran picaduras o pinchacitos e incluso puedes notar como una delgada costra de la piel. Si esto ocurriera, utiliza vaselina para hidratar el área afectada.

Típicamente, la mayoría de la gente no tiene demasiado enrojecimiento. No esperes que el pelo te desaparezca enseguida tras el tratamiento – la caída del pelo suele ocurrir durante las 2 semanas tras el procedimiento.

En general, puedes volver a tu rutina diaria inmediatamente, siempre que evites la exposición solar directa. Asegúrate de utilizar un protector solar de un Factor de Protección Solar alto.

Aconsejamos evitar el ejercicio o actividad intensa durante las primeras 24 horas, para evitar la sudoración y por tanto mayor irritación en la piel.

Tendrás que evitar la exposición solar directa, rayos UVA o en cabina durante varias semanas tras el tratamiento. Ten cuidado cuando toques las áreas tratadas: no te depiles con cera o estires los pelos con pinzas, no escarbes o rasques la piel, no la frotes o hagas un peeling mecánico. Es suficiente una limpieza generosa con agua y jabón.

Por lo general, se necesitan entre 4 y 8 sesiones para ver resultados reales, que significa aproximadamente un 80%  al 90% de disminución del pelo en el área tratada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *